Agbogbloshie, cementerio 2.0

El barrio de Agbogbloshie, en Accra, la capital de Ghana se ha convertido en un verdadero negocio de los residuos electrónicos. Allí llegan, desde países más desarrollados, toneladas de aparatos electrónicos que han quedado obsoletos para tener una segunda vida. El objetivo es que los países del tercer mundo tengan acceso a la tecnología, pero la realidad está llena de pobreza, basura y graves riesgos para la salud.